“Love The Pop Up es un escaparate para enseñar nuestras innovaciones, y para relacionarnos entre proyectos en los que que siempre podemos aportarnos los unos a los otros”

Abica es más que un restaurante. Como dice su creador, el joven empresario Antón Sáez,  “es un lugar de encuentro, un espacio cercano y familiar para reunirse y relajarse”. Situada en la Marina de la ciudad coruñesa, Abica mira al mar,  y huele a Galicia. Mañana estará presente en Love The Pop Up. MAS VALOR se sienta con Antón para conocer más de cerca uno de los locales referentes de A Coruña y conocer algunos de los proyectos más destacados en los que se encuentra inmerso el joven empresario.

Abica es… Más que un restaurante. Es un lugar de encuentro, un espacio cercano y familiar para reunirse y relajarse, con una zona de tapas-bar y una tienda de productos selectos. Abica es una fusión de profesionalidad y trato cercano, con una oferta de productos 99% gallegos que varía cada dos meses adaptándose con los productos de temporada.

Abica se ha consolidado como uno de los locales gastronómicos más valorados en la ciudad. ¿Cuál es la fórmula de este éxito?

Creo que en Abica hemos conseguido una buena relación calidad/precio. Satisfacemos las expectativas del cliente a un precio razonable y con una oferta de comida muy sencilla. Pocos ingredientes de calidad y con transformaciones mínimas, que es la clave de nuestra gastronomía. A eso añadimos un ambiente alegre e informal.

¿Por qué se han animado a participar en el Love The Pop Up que organiza MAS VALOR?

Porque en estos tiempos este tipo de iniciativas aporta vida y dinamismo. MAS VALOR me parece un gran equipo y creo que hay que estar con ellos desde el principio porque van a dar mucha vida a la actividad de la ciudad.

¿Qué van a ofrecer a todos los que se acerquen a THE ROOM el próximo 14 de febrero?

El objetivo de todos es comunicar lo que hacemos y lo que vendemos. Es un escaparate para enseñar nuestras innovaciones, y para relacionarnos entre proyectos que siempre podemos aportarnos los unos a los otros.

¿Cuál es el plato que hace de la Abica un lugar para volver?

Cambiamos de carta cada dos meses y no tenemos una especialidad, sin embargo hay unos básicos que el público no nos deja quitar de la carta, como las tostas de chicharrones con queso de tetilla, la de bacalao gratinado y pimientos asados con muselina de ajo o las miniburguers y el pulpo con cachelos y ajada. Ahh, y el Cremosos de chocolate con sorbete explosivo de mandarina…

Han apostado desde el principio por promocionar el producto gallego, ¿en qué otros proyectos relacionados con el mundo de la hostelería han emprendido en estos 3 años de actividad?

Hace ya dos años nos embarcamos en un proyecto con Custom Drinks, empresa de Hijos de Rivera para crear La Tita Rivera, un concepto nuevo de taberna cervecera situado en Chueca, donde consumir de una manera muy especial todos los productos del grupo. Ha tenido mucho éxito y se ha convertido en un local de referencia en Madrid. Pronto igual damos una sorpresa más cerca… Las bebidas de La Tita Rivera www.latitarivera.com

Un poco más tarde creamos con mis socios de Iuni, Spoom, una franquicia de pasta fresca. Basada en un viaje alrededor de la pasta por todo el mundo la apertura del primer local en c/Emilia Pardo Bazán ha sido un éxito, y de hecho estamos ya comercializando la franquicia para comenzar a expandirnos. www.spoom.es

Lo mejor de Abica es sin duda la gente. Un local es solo la base, pero el color lo pone la gente que lo llena y el personal.

Los clientes de la Abica es un público muy variado. Gente de todas las edades y estilos que sin embargo combinan sin llamar la atención. Es un local en el que coinciden muchas veces padres con hijos que vienen totalmente por separado.

¿Qué consejos daría a todos aquellos emprendedores que tienen una buena idea, y que les falta tomar impulso para hacerla realidad?

Que emprendan en algo que les apasione ya que le dedicarán sin duda la mayor parte de su tiempo. Además que lo principal es crecer no solo económicamente, así que no tener prisa es muy, muy importante.

El sueño que le gustaría cumplir en unos años es… consolidar estos proyectos y ver cómo crecen haciendo empresa. Un proyecto de futuro en el que puedan crecer todos los que lo formen y en el que difrutemos haciendo lo que nos gusta.