Las propuestas más innovadoras del mundo del retail, no  parecen venir de de la mano de los actores de siempre.  Tal y como ha sucedido en muchos otros sectores (Netflix, You Tube, ..) la innovación fresca y rompedora viene de outsiders, que se atreven a mirar el mundo con ojos frescos, sin prejuicios ni preconceptos. Y surgen cosas como esta tienda de Brasil.

En la que encontramos gafas de sol, sombreros, camisas,  pendientes, collares, sombreros, imanes, ceniceros, llaveros, anillos. Todos los productos y marcas, a pocos pasos de distancia el uno del otro y sin vendedores. Es Endossa, la “Loja Colaborativa”.  La propuesta ha ganado clientes y empresarios a través de un modelo que aplica los principios de comercio electrónico a una propiedad física.

En la práctica, la tienda sirve como un puente entre los pequeños productores y los consumidores. El espacio se compone de muchos pequeños nichos en forma de cuadrado, que se alquilan a diferentes productores que exhiben sus productos. Cada inquilino es responsable de la personalización de su plaza. El consumidor se mueve con libertad en toda la tienda, eige lo que le gusta y paga en efectivo en la caja.

Endossa es el resultado de varios intentos de adaptar conceptos de la Web 2.0 a un negocio físico. Nos esforzamos por crear un modelo que ayude a la gente a “publicar” sus productos, y al mismo tiempo incorporar rankings’ y mecanismos de sugerencia, comunes en el comercio electrónico “, explica Carlos Margarido, socio de la empresa.

Los empresarios interesados ​​en participar en la iniciativa tienen que registrarse en el sitio y esperar a que llegue su turno. La espera para conseguir un espacio gira en torno al 1 año . Sin embargo, la paciencia suele ser muy bien recompensada. “Tenemos una audiencia muy diversa, un público joven en general. Todo el mundo ama el ambiente de Endossa, tanto por la música como por la variedad de productos que ofrecemos, lo que significa que la competencia entre empresarios es grande para participar , dice Helena Napoleone, administradora del check -in de productos para “publicar”.

Con la firma del contrato con la tienda, el empresario se compromete a  cierta meta de volumen de ventas. Si en tres meses consecutivos no la consigue, se interpreta como una falta de aprobación’ del consumidor y será sustituido por otro proveedor en la lista de espera. La oferta la determinan las ideas de los que venden y las elecciones de los que compran , concluye Helena

Endossa además de ser una propuesta innovadora desde el punto de vista del retail, lo es también porque en su oferta no sólo la tienda o los empresarioso son los que deciden, sino que la elección de los consumidores es determinante para decidir que queda en planta o que se va.