El 90% de los mercadólogos se centran en las funciones y  atributos de un producto o servicio y en sus beneficios psicológicos más bien inmediatos a la compra o consumo, a expensas de los beneficios emocionales. Sin embargo, para el consumidor los beneficios emocionales son los que tienen una conexión más íntima con todos aquellos aspectos de la vida que consideran centrales: valores, identidad, pertenencia, transformación, superación.

Muchas Marcas ya apuestan hace rato por “despertar” la emoción en sus conversaciones con el consumidor. Porque saben que si les haces sentir lo que desean y aspiran…has ganado. Feeling is winning