Pop Up from abw on Vimeo.

Apenas una semana después del primer Pop Up en Galicia, no podemos más que  decir lo felices que estamos con el resultado… Gracias a nuestros Partners, colaboradores y a todos, todos los que nos acompañasteis!!

Y como muchos nos preguntaban de qué va todo esto, dedicamos unas líneas al tema.

Qué es un pop up? Algo que aparece…y después desaparece.  Hay libros pop ups (se acuerdan esos que nos encantaban de pequeños, que lo abrías y una figura en 3D aparecía como arte de magia? ), arte pop up…y Vacant en USA trasladó el concepto al mundo del retail.

Un pop up store es una tienda efímera. Pero con vocación e intención de convertirse en una experiencia perdurable. Así lo entendemos nosotros. Y en torno a eso es donde centramos esfuerzo, estrategia y método.

Un pop up shop o store no es un “evento”. No somos una agencia de eventos.  Un pop up store es una herramienta de marketing, de marketing experiencial.  El objetivo es conseguir que los clientes participen e interactúen  con las marcas.   MAS VALOR sí es una agencia creativa de marketing experiencial , y con especialización en la estrategia y diseño de la Experiencia del Cliente (CEM; Customer Experience Management).

Con el marketing experiencial y dentro de él, los pop ups, , se saca a las marcas del mundo de las dos dimensiones y se las lleva  al de 3D.  De la pantalla, papel …a la calle.

Bien hecho, es una herramienta poderosa para conseguir lealtad a una marca, establecer conversaciones útiles con clientes o prospectors, generar conexiones valiosas, vender…crear MAS VALOR ;).

Hay que cambiar el chip. En el sxx se trataba de crear y vender cosas/servicios, optimizarlos y hablar de ellos hasta el cansancio, interrumpiendo en y por distintos medios a todos, fueran target  de nuestra marca o no. Eso se acabó, el que persiste en la práctica corre el grave riesgo de convertirse en una MARCA-SPAM. (Requiem In Pacem!!! es el destino)

Hay que jugar otro juego, buscar la diferenciación.  Ser realmente diferente, radicalmente diferente.

¿Por dónde empezar entonces? Por la sangre de nuestros negocios (ese es uno de los mantras vivos y más repetidos en MAS VALOR!!) Nuestros clientes. Sin ellos, no somos nadie, absolutamente nada y nadie.

Hay que centrarse en el cliente y en la experiencia que nuestra marca está ofreciendo a ese cliente a lo largo del ciclo de descubrimiento-información-decisión-compra-post-compra. (Si, ni siquiera hablo de venta, COMPRA. El protagonista es el cliente.) Buscar la conexión, apostar por ganar primero la atención y el compromiso después. Las reglas del juego son otras, ..radicalmente diferentes.

El marketing experiencial busca la conexión con el cliente, el acercamiento, la interacción.  Deja de hablar de las cosas, pone un escenario y  crea una experiencia a partir de una marca/producto y servicio. No habla, muestra principalmente!

Claro que para mostrar y que redunde en beneficio para la marca/producto y servicio tiene que haber un conocimiento de lo que es la estrategia de branding, de la Experiencia del Cliente y del Markenting. Una experiencia disonante se convierte en un harakiri experiencial. Pero de eso ya hablaremos otro día…