“THE ROOM no deja de ser un espacio físico en el que nosotros planteamos cosas. Lo que verdaderamente lo hace único son sus usuarios y cómo utilizan el espacio”

THE ROOM es un espaciomultidisciplinar, una habitación en la que tú decides lo que ocurre. Alejandro Rico Caramés trajo hasta la ciudad de A Coruña uno de los espacios más vanguardistas de los últimos años. Urbanista y empresario, impulsor de diversas iniciativas empresariales, culturales y asociativas, como URBANLAB, THE ROOM o el [COLECTIVO] 15001, ha trabajado en la Cámara de Comercio de A Coruña, en el Ayuntamiento de Barcelona y en diversas empresas privadas catalanas. Hoy MAS VALOR se sienta con Alejandro Rico para conocerlo un poco más y conocer de primera mano su impresión después de Love The Pop Up.

¿Cómo nace THE ROOM? ¿Quién está detrás de este espacio?
THE ROOM nace en octubre de 2011 en un local de la Ciudad Vieja de Coruña, aunque la idea surgió unos meses antes. En enero de ese año volví de Barcelona, ciudad en la que llevaba, estudiando primero y trabajando después, desde 2006. Allí había creado una empresa de arquitectura, diseño y consultoría de ideas: URBANLAB (www.urbanlab.es). Me puse a buscar un espacio físico donde trabajar, pero no quería la típica oficina y dándole vueltas se me ocurrió lo que hoy es THE ROOM como una plataforma que me permitiera hacer cualquier cosa. A lo largo de estos meses me han ayudado muchos amigos a desarrollar el proyecto y recientemente se han incorporado como socios tres personas: Jonay PMatos (www.jonaypmatos.com), Clara Peñalver (www.clarapenalver.es) y Pepe Alonso.

Love The Pop Up se celebró el próximo 14 de febrero en THE ROOM. ¿Cómo resultó la iniciativa?

Lo primero es que fue un evento estudiado y preparado en sus más pequeños detalles por un gran equipo de profesionales, con MAS VALOR a la cabeza. Un momento especial que creó una experiencia única para el visitante. Una vez dentro, los visitantes pudieron conocer los productos y servicios de varias empresas y profesionales gallegos muy bien seleccionados que destacan por su creatividad.

¿Por qué ha decidido apostar por proyectos como el que presentará el próximo San Valentín Más Valor?

Fundamentalmente por lo bien planteado que está, por la gente que está detrás y porque en una ciudad como la nuestra hay que colaborar con la escasa gente que se atreve a hacer cosas. Y digo se atreve porque estoy seguro de que en Coruña hay mucha gente con ideas, algunas de ellas muy buenas, pero que no pueden o no se lanzan a hacerlas realidad.

¿Por qué cree que la creatividad está cada vez más presente en las relaciones empresariales?

Porque es la única forma de crear o comercializar productos y servicios atractivos, de adaptarse a los tiempos y a los clientes y de evolucionar socialmente. Toda actividad, hasta la que pueda parecer más aburrida o estandarizada, es susceptible de mejorar, de innovar, y no sólo a través de la tecnología, sino también mediante nuevas formas de comercialización o diferentes experiencias de usuario.

¿Qué valores están presentes no solo en el diseño sino también en la arquitectura que conforma THE ROOM?

Debo decir antes de nada que la arquitectura de THE ROOM no es nuestra, a pesar de que algunos de los que estamos involucrados en este proyecto nos dedicamos profesionalmente a ese sector. Dicho lo anterior, el local nos gustó por su diseño neutro, flexible, adaptable a todo tipo de eventos.

¿Qué clase de eventos se celebran habitualmente en su local?

Cualquier cosa que a nosotros o a cualquier persona o empresa interesada se le ocurra. Desde eventos gastronómicos, exposiciones, talleres, clases de idiomas o de pilates…

THE ROOM es un espacio único y multidisciplinar en Galicia, ¿qué cree que hace de él un lugar único?

THE ROOM no deja de ser un espacio físico en el que nosotros planteamos cosas. Lo que verdaderamente lo hace único son sus usuarios y cómo utilizan el espacio, aunque creo que en Galicia hay más espacios innovadores, como [NO IMPORTA] (www.no-importa.com), en la calle San Andrés de Coruña, o Espacio Nido (www.espacionido.es) en Vigo, ambos con excelentes personas detrás.

¿Los emprendedores son uno de los targets de su local? ¿Qué tipo de gente lo contrata?

La verdad es que cada evento o servicio tiene un cliente o usuario diferente. En las comidas y cenas privadas no hay un público definido, sino que hemos tenido desde unas chicas de 15 años hasta reuniones de personas mayores de 80. En nuestra área de coworking sí que hay un perfil más concreto, representado por freelance de diversos sectores (diseño gráfico, periodismo, telecomunicaciones…) y de una edad entre 20 y 40 años. En los restantes eventos (showrooms, exposiciones, talleres…) el público es muy heterogéneo, aunque predomina el menor de 40 años.

¿Qué proyectos tienen de futuro en THE ROOM?

En marzo inauguramos un nuevo local en la Plaza de Azcárraga 12, fruto de un convenio con la Agrupación Musical Albéniz. Se llamará precisamente ALBÉNIZ THE ROOM y queremos que represente un lugar de encuentro para la Ciudad Vieja, muy necesitada de espacios de relación, centrado fundamentalmente en la formación, ya que nuestra programación habitual se basará en la música, en los idiomas (inglés, italiano, alemán, chino…), en los deportes (pilates, yoga…) y en talleres para niños y adultos (manualidades, pintura, fotografía, diseño, cócteles…). También estará a disposición de cualquier persona, empresa o asociación que quiera realizar un evento, desde un taller hasta una rueda de prensa o un cóctel. Para más adelante estamos trabajando en otros proyectos, que anunciaremos cuando estén más desarrollados.

Love The Pop Up le sugiere…

Un momento especial, temporal e irrepetible.

¿Qué destacaría de las fundadoras de Más Valor ?

Su profesionalidad, sus ganas y su buen humor, muy importante en la vida y en los negocios.